<$BlogRSDUrl$>

Textos do Exército Zapatista de Libertação Nacional, do seu Sub[p]Comandante Insurgente Marcos e demais membros do Comité Clandestino Revolucionário Indígena - Comando Geral do Exército Zapatista de Libertação Nacional

28.11.03

Los estudiantes y el zapatismo
27 de noviembre de 2003

El fuego y la palabra zapatistas continúan extendiéndose por todo el territorio nacional. La gran celebración por los 20 años de fundación y 10 del levantamiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional sigue sumando acciones en diferentes lugares, creando espacios para el diálogo y la reflexión. El 27 de noviembre el festejo estuvo a cargo de los estudiantes de todo el país, quienes se dieron cita en sus distintos centros educativos para dialogar respecto al tema “Los estudiantes y el Zapatismo”.

Los mensajes de los Comandantes Rosalinda y Javier fueron recibidos por estudiantes muy diversos, quienes hoy se aglutinaron bajo la palabra zapatista.

No podemos esperar buena educación de parte del gobierno, mejor nosotros mismos tenemos que preparar y organizar para que los niños y jóvenes estudien y puedan servir a su pueblo, y no para servir y defender a los ricos y poderosos, por esta razón estamos luchando para una educación que sea concientizada, conciliadora y liberadora, es decir, una educación que vaya de acuerdo a nuestra vida a nuestra cultura y nuestra historia... expresó la Comandante Rosalinda en el mensaje dirigido a los estudiantes.

Asimismo, el Comandante Javier dijo que: La educación autónoma que llevamos es muy diferente como la escuela oficial del gobierno, porque allí aprenden a conocer su vida, su cultura, su raíz, su historia, y toma conciencia de su realidad. Es una educación en resistencia, porque no recibe dinero del mal gobierno, ni planes ni programas de educación que da el gobierno, porque son los mismos pueblos los han empezado a llevar adelante esta educación. Por eso a ustedes los estudiantes que estudian en los diferentes centros de educación medios y superiores, queremos que entienden que la educación deben ser para formar a los jóvenes, para que sean servidores del pueblo y de la patria y no para defender las ideas y los intereses de los ricos y poderosos. Queremos que estudien, que entiendan la verdadera historia de nuestros pueblos; queremos que sean como jóvenes, servidores del pueblo y defensores de la patria.

La Universidad Nacional Autónoma de México se pintó del color de la tierra y se llenó de voces de diferentes estudiantes y estudiantas emocionados y comprometidos con la causa zapatista. Se realizaron mesas en las facultades de: Ciencias, Ciencias Políticas y Sociales, Economía y Filosofía y Letras. En todos estos espacios de diálogo la constante fue la intención de recuperar las experiencias personales y poder vincularlas con el movimiento zapatista. En cada una de las Facultades se enfatizaron los esfuerzos simultáneos que se conjugaron este día, para desde diferentes centros de estudios hacer escuchar la voz de los estudiantes y su apoyo al EZLN.

Desde las 10:30 a.m. empezaron los preparativos para la mesa que se llevaría a cabo en la Facultad de Economía. Una bandera del EZLN y una manta con las palabras Autonomía y Resistencia custodiaban las voces de cada uno de los congregados ahí para compartir sus reflexiones. Alain, profesor adjunto de esa Facultad, resaltó la noción de colectividad como una enseñanza zapatista, porque “ellos, los compañeros zapatistas, tienen un lenguaje nosotroico que contrasta con el lenguaje del yo, con el individualismo en el que vivimos”. Por otro lado, mencionó que es importante que se deje de hablar de grupos vulnerables, ya que, “como dice un hermano mixteco, ¿cuál grupo vulnerable?, yo no puedo entender un grupo vulnerable como los zapatistas que se levantaron en armas, o un grupo vulnerable que derroca presidentes, como lo hemos visto, entonces yo no encuentro la vulnerabilidad por ningún lado, más bien se trata de etiquetas que son impuestas desde el gobierno y nosotros seguimos reproduciendo”. Vino después el turno de “Voz”, como le dicen a este estudiante de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, quien mencionó que “desde ayer estuve pensando qué decir en esta mesa, traté de buscar lo que significa ser estudiante y pensé en muchos sinónimos de la palabra estudiante. Ser estudiante es decir sí, sí a los maestros, a los padres, a los patrones, al salario mínimo, es decir, aceptar todo. Pero también está el otro lado, ser estudiante puede ser sinónimo de rebeldía y esto es tan complicado para los compañeros zapatistas como para nosotros como estudiantes, porque en lugar de decir sí, decimos NO”. También dijo que una de las cosas que había aprendido con los compañeros zapatistas era la multiplicidad, el poder compartir los saberes y multiplicar lo aprendido, porque “así como los zapatistas nos comparten de su lucha y resistencia, nosotros debemos salir de las aulas y compartir lo que nos han enseñado”. Después se escucharon las palabras de Fructuoso, un compañero de la Facultad de Economía, él nos habló de una frase zapoteca que dice “hay que tener un rostro propio y un corazón fuerte, es decir saber quiénes somos, qué queremos y ser lo suficientemente fuertes para poder lograr aquello que deseamos”.

La mesa de la Facultad de Filosofía y Letras se abrió con los mensajes que habían enviado estudiantes del Instituto Politécnico Nacional, la Universidad Autónoma Metropolitana – Azcapotzalco y la Universidad de la Ciudad de México de Iztapalapa. En este espacio fueron las mujeres quienes tomaron la palabra. Verónica, integrante de la Brigada Universitaria de la Realidad a la Nueva Esperanza (BURNE), expresó que lo importante es “poder compartir las diferentes realidades desde las ciudades, las cañadas, las universidades y esparcir el conocimiento y poder contribuir para que las cosas mejoren y no sólo seguir en la resistencia, sino avanzar hacia la construcción de un mundo mejor”. “El teatro es un pretexto para tocar el corazón del otro, exactamente lo mismo pasa con el zapatismo” dijo Itzel, del Colectivo de Teatro de esa Facultad y continuó “… la lucha por la dignidad es poder reunir aquello que nos está separando y cuando la resistencia se va colectivizando, se va resignificando y toma una gran fuerza, entonces, la idea es que las redes de movimiento se puedan ir tejiendo poco a poco, como se ve reflejado en el zapatismo”. Posteriormente habló Gabriela, integrante de Radio Sabotaje. Para ella, el conocer la forma de vida de las comunidades zapatistas en Chiapas cambió su manera de ver el mundo y cómo la educación y el aprendizaje allá tienen un valor distinto porque “los zapatistas aprenden a leer y a escribir para poder comunicarse y seguir siendo comunidad, allá se aprende a sumar y a restar para poder juntar y dividir los alimentos y que alcancen para todos, es decir, lo aprendido tiene usos que yo no había valorado hasta que conocí a los zapatistas”.

Airy, estudiante de Sociología, habló desde la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, él comparó su experiencia con una hoja en blanco que se va llenando con las palabras exactas, porque cuando conoció el movimiento zapatista entonces supo que había mil maneras de conjugar las palabras, que cada una de ellas podía representar historias, experiencias, personas; se trata de “reconstruir a las palabras para hacer puentes entre las personas, puentes para ser caminados juntos, porque como dicen los zapatistas: nosotros queremos cambiar al mundo, lo demás es improvisado”. Rodrigo, el moderador de la mesa, le dio la palabra a Josafat, estudiante también de esa Facultad, quien dijo que para él ha habido un desarrollo paralelo entre su vida estudiantil y el movimiento zapatista.

Prometeo desde la explanada de la Facultad de Ciencias fue testigo de las voces de Luz, Gustavo y Nacho. “El EZLN alzó su voz cuando parecía que todo estaba perdido y de esos compas, como aprendimos a decirles, tenemos grandes lecciones. Ellos nos enseñaron a no rendirnos, por más cansados que estemos, nos enseñaron la importancia de la palabra, si uno empeña su palabra tiene que cumplirla y todo eso lo hemos aplicado a los diferentes proyectos estudiantiles que tenemos aquí en la UNAM, porque estos proyectos son nuestro granito de arena para lograr la transformación de la universidad que tenemos en la que queremos, una universidad en donde entren todas las ideas y sean respetadas” enfatizó Luz, integrante del Café-Ciencias. Le tocó el turno a Nacho, quien propuso que se destruyan los calendarios, porque “las acciones tienen su propio tiempo y no el que marcan los calendarios, hay proyectos que se llevan años, otros sólo algunos días, pero si nos ceñimos a los calendarios sólo se entorpecen los procesos, no tenemos porque hacer caso a los años fiscales y querer acabarnos los presupuestos como manda el gobierno, hay que establecer nuestros propios tiempos para cada una de nuestras acciones”. Finalmente habló “Guati” de la Ke-Huelga y dijo que lo que aprendió de los zapatistas fueron tres cosas: “Su consecuencia, su honestidad y el saber escuchar. Estos tres elementos están enlazados por la palabra y creo que eso es lo que nos hace ser seres humanos”.

En la Escuela Nacional de Música, Camilo Camacho, integrante del FZLN y estudiante de la escuela, junto con otros de sus compañeros estuvieron a cargo de la organización de la mesa (realizada en el patio interno de las escuela): “ Los músicos Universitarios y el Zapatismo”, en la que participaron Victoria Espino –maestra de piano-, José Manuel Cruz, “el Pepo”, Iván Sánchez y Demián Avila, todos estudiantes de distintos niveles y especialidades. La asistencia al principio fue escueta, pero a medida que la sesión fue desarrollándose otros alumnos de la escuela fueron llegando para quedarse, sumándose a ellos quienes, curiosos por las voces amplificadas que se oían sobre la ya cotidiana lluvia de sonidos y notas perdidas, se asomaban de las ventanas de sus aulas y de los pasillos del 1° y 2° piso, decidiendo luego escuchar desde allí las ponencias y la discusión que se generó. Los ponentes (con una Victoria Espino particularmente lúcida, conmovida y conmovedora) plantearon una fuerte preocupación por la falta de sentido de comunidad que vive su escuela, la desaparición paulatina de espacios públicos de socialización tanto dentro como fuera de su institución con todo lo que ello implica, la importancia de redefinir su papel y asumir su responsabilidad como trabajadores de la cultura y la música en su comunidad, y la falta de relación con la realidad que los rodea, expresada en alienación, apatía e individualidad como lógicas imperantes. Ante este diagnóstico, expusieron la importancia de formarse críticamente y con criterio de realidad; de comprender que el quehacer del músico también puede ser creativo, generador de alternativas y propositivo; y que desde esta postura tendrá que necesariamente ser político en términos de que conlleva la capacidad de conmoverse, sensibilizarse ante la realidad social versus la idea mercantilizada, banalizada y elitizada de la cultura.

Los compañeros del CCH Oriente demostraron su convicción zapatista, ya que a pesar del hostigamiento de la dirección que realizó un evento paralelo para distraer la atención, se realizó la mesa con una afluencia de alrededor de 100 personas y participaron todos los ponentes, salvo el invitado del Poli que se disculpó. Los estudiantes solicitaron que este evento se repita la semana próxima en el turno matutino. En el evento, se recordó y se expusieron las fotos de cuando los zapatistas estuvieron en el CCH Oriente durante la Consulta por los Derechos Indígenas en 1999. Los ponentes plantearon que para ellos los zapatistas no son sólo los indígenas que están lejos o de los que se pueda decir “pobrecitos” sino que son un ejemplo a seguir en la organización. Así, muchos colectivos de jóvenes y estudiantes creen en la necesidad de organizarse sin líderes, a partir del “mandar obedeciendo”. Y también se reconocen en las demandas que plantean los zapatistas: trabajo, salud, educación. Ellos como estudiantes han encontrado en el zapatismo un espacio de expresión, en el que se escuchan sus voces.

La comunidad de la ENEP Acatlán también tuvo que librar una gran batalla ya que hubo represión por parte de las autoridades. Desde el martes, cuando los estudiantes promovieron un evento cultural, cortaron la electricidad para boicotear a los músicos. Pero la falta de energía eléctrica fue suplida por energía zapatista y para esta mesa usaron megáfono. Los actos de hostigamiento no cesaron y elementos de seguridad de la ENEP Acatlán amenazaron a los organizadores de la mesa y de la campaña, diciendo que estaba prohibido todo evento dentro de las instalaciones de la Universidad; también les pidieron que mostraran sus credenciales y les estuvieron tomando fotos y video; cuando los estudiantes trataron de preguntar a los “fotógrafos” por qué los estaban retratando, estos se echaron a correr. Todo esto, no hizo más que encender el fuego de la palabra zapatista y en esa mesa participaron una estudiante de CU, un integrante de la cooperativa Smaliyel y estudiantes de la ENEP. Hablaron de sus experiencias de encuentro con el zapatismo y de la importancia de respetar las decisiones colectivas, sin líderes ni grandes figuras en las que se personalice la toma de decisiones. Hubo participación, preguntas y debate del público. Paralelo al desarrollo de la mesa, se juntaron firmas contra el hostigamiento a Gloria Muñoz.

En distintas sedes del Instituto Politécnico Nacional, se llevaron a cabo mesas de trabajo, discusión y diálogo, estas mesas se realizaron en la Escuela Superior de Economía (ESE) y en la Unidad Profesional Interdisciplinaria de Biología e Ingeniería (UPIBI). La mesa que debía desarrollarse en la Unidad Profesional Interdisciplinaria de Ingeniería, Ciencias Sociales y Administrativas (UPIICSA) fue suspendida por la directora del plantel, quien advirtió a los estudiantes que no se podrían llevar a cabo eventos culturales en la unidad profesional de la colonia Granjas México.

En el auditorio Lenin de la Escuela Superior de Economía, unos 30 estudiantes, se reunieron a dialogar en un emotivo evento. El detonante de la discusión provino del discurso enviado en video por el Comandante Javier del EZLN. En el comunicado, Javier señala la importancia de que los jóvenes estudiantes sean “defensores del pueblo y de la patria”. Una joven preguntó “¿Qué significa defender la patria, como estudiantes?”. Y entre todos armaron una respuesta: “Servir a la patria, es servir a la sociedad, a nosotros, a todos. Por eso estamos estudiando”. Pero también reconocieron los problemas que hay: “En este sistema, la educación por si misma no nos da las posibilidades para poder trabajar en algo que verdaderamente pueda servir a la patria”. Otra chava comentó que uno de los principales problemas es el “individualismo” de muchos estudiantes, y que “hace falta pensar en los demás y unirnos entre nosotros”. También hablaron de su identificación con el zapatismo, de la discriminación que también ellos sienten. “La lucha indígena de los zapatistas, es la misma que yo siento como estudiante. Cuando ellos hablan de Justicia, Democracia, Libertad, yo me identifico plenamente con el EZLN, es mi propia lucha”, dijo Carlos, “El panda”, uno de los organizadores. Chavos y chavas recordaron los diez años del levantamiento con su historia personal. Muchos eran muy chicos en 1994, la mayoría cursaban la secundaria. “Yo no sabía lo que pasaba, no entendía bien… luego vinieron las marchas de los zapatistas a la ciudad, empecé a acercarme al movimiento” expresó un joven. Patricia, estudiante de la ESE, comentó hacia el final: “El zapatismo me enseñó el respeto a la diversidad. Con el levantamiento me di cuenta de la discriminación en todos lados: Vi como mis abuelos eran discriminados por ser de provincia y tener la piel oscura, al igual que la familia de mi novio… la lucha de los zapatistas la sentí reflejada en mi vida cotidiana”.

En la UPIBI, estuvieron como ponentes estudiantes de la UAM, de la UNAM y del IPN. Hablaron sobre la “necesidad de que los estudiantes se vinculen con otros sectores de la sociedad” para lograr una verdadera transformación en el país. Expresaron la necesidad de que los centros educativos no se alejen su función social y que para ello además de estudiar, deben impedir que las universidades públicas pierdan su carácter gratuito.

En la Universidad de la Ciudad de México plantel Iztapalapa (en Santa Marta), globos rojos y negros adornaron un auditorio lleno. El diálogo comenzó con algunas lecturas de los y las jóvenes reflexionando sobre el movimiento zapatista. Contaron de su proceso personal en relación al zapatismo. Vino la presentación del video. Bajo el lema “Nada humano me es ajeno” estudiantes y profesores de la UCM, dialogaron sobre el esfuerzo que realizan los “compas” en torno a la educación y se identificaron con la rebeldía y la causa “justa y digna” de los indígenas de Chiapas. Una joven estudiante interpretó algunas canciones, y para finalizar, todos y todas cantaron el himno zapatista.

La Universidad de Zacatecas también se unió al festejo zapatista y a la Facultad de Economía asistieron estudiantes, de las escuelas de la Preparatoria 1,2,3,4, Psicología, Antropología, Medicina, Agronomía y de la prepa popular de el municipio de Veta Grande. Un compañero de prepa 4 dijo que él ya no cree ni en la izquierda, ni en la derecha, sino en la construcción de otra cosa, y eso es el zapatismo. Otro compañero de Psicología comentó que “por lo que están luchando los zapatistas es por la creación de espacios diferentes, donde se construyan otro tipo de relaciones sociales y eso nos incluye a los estudiantes, tenemos que abrir esos espacios en nuestras escuelas. El zapatismo propone que entendamos nuestros problemas, que les busquemos su solución y seamos nosotros mismos quienes resolvamos nuestros problemas”. Se habló acerca de la apatía que existe por parte de los estudiantes y de la incredulidad hacia la organización tradicional estudiantil. Después de enunciar las problemáticas que se viven en cada una de las escuelas, se mencionó la necesidad de organizarse de una manera distinta a como lo han venido haciendo. Por lo que se convocó a una nueva reunión para el próximo 23 de enero. Se escucharon los mensajes de la comandanta Rosalinda y del comandante Javier que llevaron a la reflexión a los ahí presentes y resultaron preguntas como: ¿qué tipo de educación queremos, y para quién la queremos?, ¿cómo nos organizamos?, ¿qué plantean los zapatistas para organizarnos? Cuestionamientos que tal vez no tengan una respuesta inmediata pero que nos colocan en el camino correcto hacia la construcción de un mundo distinto.

Otro espacio de diálogo se creó en la Facultad de Ciencias Antropológicas de la Universidad Autónoma de Yucatán en Mérida, en donde la mesa despertó un gran interés y duró alrededor de 3 horas. Roberto Rafael, estudiante de esa facultad dijo que: ”estamos aquí porque la juventud de México y el mundo estamos demostrando no ser cínicos, egoístas, escépticos, poco receptivos a los movimientos sociales. Por el EZLN hemos sido generosos, abiertos, con ganas de aprender y entregarnos a una causa justa. Entre nosotros los estudiantes siempre ha existido la pregunta de por qué creer en el EZLN y apoyarlo y nuestra respuesta es porque nos da la esperanza y la muestra de que otro mundo es posible”. Iris, otra compañera, expresó “... a lo largo de estos 10 años el EZLN ha ido construyendo una relación con el mundo, con personalidades y movimientos internacionales, una relación que ha tenido sus subes y bajas pero que es importante en este proceso de reconstrucción del mundo como un referente civil, pacífico y alternativo. Una especie de ensayo de otro mundo posible es el que está tratando de construir el EZLN en las comunidades indígenas chiapanecas como lo observamos en los municipios autónomos y sus Juntas del Buen Gobierno zapatista”.

Los mensajes zapatistas también fueron recibidos en la Universidad Indígena Latinoamericana Vicente Guerrero en Centla, Tabasco, en donde participaron como ponentes un profesor y una compañera de un comité popular ciudadano. En este espacio, los estudiantes expresaron su interés por conocer más del zapatismo.

Es necesario mencionar que algunas mesas propuestas no pudieron realizarse, tal es el caso del espacio programado en la Facultad de Contaduría y Administración de la UNAM y la mesa del CCH Sur que fue pospuesta. Sin embargo, la activa participación de estudiantes en todo el país es un claro indicador de que la lucha zapatista sigue y continúa sembrando enseñanzas que van más allá de las paredes de las aulas y horadan los muros del poder.

Revista Rebeldía
El sistema zapatista de televisión intergaláctica presenta al comandante Felipe en la intervención del EZLN en la mesa zapatismo y los obreros.

Mensaje enviado a las mesas sobre Zapatismo y Obreros.
28 de Noviembre de 2003.

Buenos días, buenas tardes y buenas noches.

Les habla el comandante Felipe, esta es la participación del Comité Clandestino Revolucionario Indígena, Comandancia General del EZLN, de la mesa de zapatismo y obreros.

Hermanos, hermanas, obreros y obreras. Antes de empezar mi plática a ustedes, en nombre de los compañeros quiero darles un saludo fraternal a ustedes.

En esta hora, les quiero platicar algo como hermanos:
Nosotros sabemos que ustedes como obreros, obreras, son un sector tan importante para la vida de nuestro país, quiero decir, México; porque sin los obreros y obreras, no trabaja, no muere, no produce, solo las maquinarias en las fábricas de los ricos, mexicanos y extranjeros. Este punto estamos claros, que siempre las maquinarias en las fábricas es movido por los obreros y obreras, para producir la producción industrial. Sin la fuerza de trabajo de ustedes, no puede haber producción industrial, ni riqueza para los ricos.

Para desarrollar más la riqueza, a unos cuantas personas, tiene que haber la fuerza de trabajo del sector obrero y obreras, quiere decir, este sector tratado, es como parte de los medios de producción, para avanzar la riqueza, el poder y el dinero para los ricos.

Ustedes como obreros y mineros, para producir la riqueza, tiene que estar exigidos, vigilados, maltratados, por los capataces en las fábricas, en las minas, y no hay buenas condiciones en los trabajos. Por eso hay muchos obreros y obreras, han muerto en las fábricas, en las minas, porque no hay buenas condiciones en los trabajos.

Ustedes y nosotros estamos claros, que los patrones, el dueño de las fábricas y minas, para que tengan más ganancia, tienen que explotar la fuerza de los trabajos a sus obreros y obreras; así sabe todo el mundo. Siempre un obrero y una obrera esta explotado de sus fuerzas de trabajo, por los patrones, por el dueño de las fábricas, sabemos todo el mundo.

Ustedes sabemos que los patrones no les pagan el salario justo, para que puedan vivir mejor con sus familias. Este salario injusto que reciben ustedes, no alcanza para comprar las cosas necesarias para sobrevivir la familia, ni alcanza para la salud y educación para sus hijos; por eso, muchos niños, hijos e hijas de los obreros y obreras, el papá y la mamá esta trabajando en las fábricas, pero los niños de los obreros y obreras, esta vendiendo chicle en las calles para poder comprar unas tortillas para comer cada día. Esta situación de los obreros con sus hijos, es tan triste, cuando
uno conoce claramente esta situación por los trabajadores en la ciudad.

Esta situación injusta de los obreros y obreras, es igual a la situación de los campesinos: los dos sectores de trabajadores y productores, somos los más pobres y explotados por nuestra fuerza de trabajo; somos la parte de los medios de producción de los ricos, por esta razón, la lucha del EZLN es para que tengamos trabajos, para todos y todas los trabajadores en las ciudades y en el campo; porque nuestro objetivo, es tener los trabajos para todos, que ya no haya mas desempleados, que ya no haya mas gente en las calles que no tienen trabajo con que cubrir sus necesidades. Pero que sea un trabajo donde tengamos un mejor salario para los obreros y precio justo para la producción del campo. Nuestro objetivo, es cambiar la situación de los obreros y campesinos, o sea, queremos que tengamos buena salud, buena alimentación, buena educación y todo. Las trece demandas. Sí un día lo tenemos esto, quiere decir hay cambio, cambia la situación de los obreros y campesinos, cuando logremos encontrar estas demandas del EZLN.

Este cambio, solo se consigue organizándose, luchando verdaderamente, por nuestros hijos y el hijo de nuestros hijos. Aunque nos cuesta, pero no nos queda otro camino, para lograr la libertad, la democracia, y la justicia para todos.

Nosotros los indígenas zapatistas, decidimos estar dispuestos a luchar, porque ya lo entendemos, y dimos cuenta que no basta solo con entender, queremos decir, aunque sabemos mucho de cómo nos explotan, o sea, hacemos mucho en discurso y en los hechos no se hace nada; que lograremos de eso solo platicar, solo conocer, no lograremos nada por nuestros pueblos, por nuestros hijos e hijas y por nuestros nietos; solamente podemos lograr una vida más justa y digna para todos cuando luchemos con hechos.

Hermanos obreros y obreras, ¿cómo piensan luchar ustedes? escríbanos con cartitas, mándanos en cada caracoles, para que sepamos nosotros, como fueron luchar ustedes también, para que cambiemos esta situación injusta que estamos viviendo, los trabajadores en las ciudades y en el campo y los asalariados.

Pensemos, ya es su tiempo, que nos unamos en una sola lucha y de ahí hacer todas las formas de lucha, o sea, combinemos las formas de lucha, para que así, cuando estamos unidos todos juntos, hombres, mujeres, obreros, campesinos; vamos a tener más fuerza, porque la misma situación nos exige la unidad para todos los obreros y campesinos, para poder cambiar esta situación injusta que estamos viviendo. Porque los neoliberales, ellos están unidos para explotarnos más, a los mexicanos y del mundo. Siempre los neoliberales están unidos, pero muchas veces nosotros los trabajadores, en el campo y en la ciudad estamos divididos, esa es la ventaja de los explotadores, por eso, les pedimos a ustedes hermanos y hermanas, que nos unamos nuestras fuerzas, nuestros brazos, para buscar la unidad, para buscar la libertad, la democracia, la justicia para todos.

Hermanos obreros, no se dejen engañar: el cambio que dice el gobierno, no hay nada sin que la misma situación es triste, se dejen engañarse, así fue engañados sus abuelos, por eso es injusto y mal si se dejan engañar.

Trabajadores de las fábricas, hermanos de nosotros, vengan y luchemos juntos; somos nosotros los trabajadores, que debemos mandar, si no luchan de ahora, ¿qué piensan dejarle a sus hijos? porque nuestros hijos, si estamos viviendo ahora en una situación tan injusta, entonces va a vivir nuestros hijos, nuestros nietos, a una vida más injusta que nosotros ahora; por eso debemos pensar cómo luchar para buscar el bien para todos y para buscar el bien de nuestra patria mexicana.

Nosotros los zapatistas luchamos para todos los pobres de México, mataremos y moriremos por conseguir buena salud, alimentación, tierra, trabajo, educación, justicia, libertad, democracia, independencia, igualdad entre todos y la mujer, comunicación e información, paz.

Como hermanos obreros ¿quién cree que va a venir a luchar por nosotros?, no podemos esperar a nadie, ni los funcionarios del gobierno, ni el gobierno, no piensan en nosotros para que cambie la situación nuestra. Hasta que se pueda cambiar la situación, si los mismos obreros y campesinos nos juntemos a luchar y lograremos cambiar la situación injusta que estamos viviendo. ¿A poco creen que los ricos un día renunciarán en explotarnos? ¡Nunca!.

No tenemos esperanza, solamente los ricos, los poderosos, cada vez más piensan como nos puedan explotar cada vez más, cada vez más como nos puedan explotar nuestras fuerzas de trabajo. Para nosotros los trabajadores, no habrá tranquilidad por la injusticia y así, no habrá paz; porque cuando estamos viviendo en la injusticia, en la explotación, no habrá tranquilidad en la familia de los trabajadores, en los hijos de los trabajadores. Por qué, porque estamos viviendo en una situación injusta. La paz que dicen que hay en México, de engaño, por qué a poco es paz que hay muchos encarcelados, torturados, desaparecidos, asesinados, viudas y huérfanos por esta maldad. Esto no es paz, aunque nos dicen los poderosos, los gobernantes estatales y federales que hay paz, no es cierto que hay paz, porque hay muchos encarcelados, torturados, desaparecidos, asesinados, viudas y huérfanos, por esta maldad, por eso, que estemos claros todos y todas. ¿Qué hacer entonces en esto? ¿A poco hay que creer lo que dicen los dirigentes charros?, aunque nos dicen los dirigentes charros que buscan el interés del pueblo o el interés de los trabajadores, no es cierto, porque son personas comprados por los poderosos, solamente que nos quieren engañar a sus propios hermanos, para que ellos, obtengan un dinero para sus propios intereses esos dirigentes. Pero nosotros, no creemos en nadie que sienten dirigentes, para nosotros, existen representantes que representan la voz el pensamiento o un acuerdo del pueblo. No un manipulador, ni un entreguista, que se vende por hundir al pueblo, y unos corruptos. Porque un entreguista, siempre es comprado por los poderosos o por los gobernantes estatales y federales; por eso, no podemos dejarlos a ellos que nos engañen.

Hermanos y hermanas:
Por el momento de esta plática con ustedes, es todo de esta vez, hay que buscar la unidad entre todos y es la hora del ¡ya basta! del sufrimiento que estamos viviendo durante cientos de años. Sigan adelante y seguiremos todos juntos.

Desde las montañas del sureste mexicano por el Comité Clandestino Revolucionario Indígena Comandancia General del EZLN por el 20 años del aniversario.

Muchas gracias.
EZLN: 20 y 10, el fuego y la palabra

El día de hoy, 27 de noviembre, se celebran, en el marco de la campaña EZLN: 20 y 10, el fuego y la palabra organizadas por la Revista Rebeldía, las mesas redondas con el tema los estudiantes y el zapatismo. La Comandancia General del EZLN ha enviado el siguiente mensaje a cada una de ellas:

MENSAJE DEL COMANDANTE JAVIER
MESA: ESTUDIANTES Y CAMPESINOS
27 de Noviembre de 2003

El sistema zapatista de televisión intergaláctica presenta al comandante Javier en la intervención del EZLN para la mesa zapatismo y los estudiantes.

Buenos días, buenas tardes y buenas noches, les habla el comandante Javier, esta es la participación del Comité Clandestino Revolucionario Indígena, Comandancia General del EZLN, de la mesa zapatismo y estudiantes. Ahora queremos platicarle como hemos empezado la educación en los municipios autónomos:

Hemos empezado una educación para todos los hombres y mujeres, hemos empezado con la educación primaria autónoma, luego seguimos con la educación secundaria, como ejemplo está la escuela secundaria rebelde autónoma zapatista en Oventic y en los altos de Chiapas, donde muchos niños están estudiando ahora, que han venido de diferentes municipios y que se están preparando para que sean los promotores de educación en sus pueblos y municipios.

La educación autónoma que llevamos es muy diferente como la escuela oficial del gobierno, porque allí aprenden a conocer su vida, su cultura, su raíz, su historia, y toma conciencia de su realidad. Es una educación en resistencia, porque no recibe dinero del mal gobierno, ni planes ni programas de educación que da el gobierno, porque son los mismos pueblos los han empezado a llevar adelante esta educación. Por eso a ustedes los estudiantes que estudian en los diferentes centros de educación medios y superiores, queremos que entienden que la educación deben ser para formar a los jóvenes, para que sean servidores del pueblo y de la patria y no para defender las ideas y los intereses de los ricos y poderosos. Queremos que estudien, que entiendan la verdadera historia de nuestros pueblos; queremos que sean como jóvenes, servidores del pueblo y defensores de la patria.

Desde las montañas del sureste mexicano, por el Comité Clandestino Revolucionario Indígena, Comandancia General del EZLN, para el 20 y 10 aniversario.
Muchas gracias.

MENSAJE DE LA COMANDANTE ROSALINDA
MESA: ZAPATISMO Y ESTUDIANTES
27 de Noviembre de 2003

El sistema zapatista de televisión intergaláctica presenta a la comandante Rosalinda, en la intervención del EZLN para la mesa zapatismo y los estudiantes.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches. Les habla la comandante Rosalinda. Esta es la participación del Comité Clandestino Revolucionario Indígena, Comandancia General del EZLN, de la mesa del zapatismo y de los estudiantes.

Hermanos y hermanas, jóvenes estudiantes que participen de diferentes escuelas de nuestro país, nosotros los indígenas zapatistas, que nos alzamos en armas desde 1994, queremos explicarles las razones y el objetivo por lo que estamos luchando. Una de nuestras demandas es la buena educación para todos, porque nosotros los indígenas y pobres nunca tenemos el derecho a la buena educación, para poder conocer y defender nuestros derechos y para vivir mejor como mexicanos. Nosotros crecimos sin estudios, por eso no sabemos leer ni escribir, no tenemos dinero para estudiar ni buena escuela, porque los gobiernos y los ricos nunca han querido que haya mejor educación aunque están hablando mucho de que ya tenemos mejor educación, pero es mentira esos programas del gobierno no es bueno para los pueblos, sólo para dominar y confundir nuestras ideas y también para defender las ideas y los intereses de los ricos y poderosos.

No podemos esperar buena educación de parte del gobierno, mejor nosotros mismos tenemos que preparar y organizar para que los niños y jóvenes estudien y puedan servir a su pueblo, y no para servir y defender a los ricos y poderosos, por esta razón estamos luchando para una educación que sea concientizada, conciliadora y liberadora, es decir, una educación que vaya de acuerdo a nuestra vida a nuestra cultura y nuestra historia.

Democracia
Libertad
Justicia

Desde las montañas del sureste mexicano por el Comité Clandestino Revolucionario Indígena, Comandancia General del EZLN, por el 20 y 10 aniversario de nuestro Ejército Zapatista de Liberación Nacional.
Muchas gracias.

27.11.03

BOLETÍN

REVISTA REBELDÍA. CAMPAÑA EZLN: 20 Y 10, EL FUEGO Y LA PALABRA


EXPOSICIÓN FOTOGRÁFICA COLECTIVA “69 MIRADAS CONTRA POLIFEMO”, POR EL ANIVERSARIO DE LA LUCHA ZAPATISTA

25 de noviembre de 2003.

El martes 25 de noviembre a las 18:50 hrs. se llevó a cabo la inauguración de la Exposición Fotográfica Colectiva “69 Miradas Contra Polifemo”, en el marco de las celebraciones por los 20 años de fundación y los 10 del levantamiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

El Museo Universitario del Chopo fue testigo de este encuentro estético al que asistieron alrededor de 300 personas quienes escucharon atentamente las palabras de Sergio Rodríguez Lazcano, Pablo Ortiz Monasterio y Hermann Bellinghausen, así como el esperado mensaje del Subcomandante Insurgente Marcos y la música del grupo Psique-son que abrió la Exposición con la canción inédita, cuya letra se hizo colectivamente por la comunidad de Polhó que desde 1998 alberga a desplazados indígenas de otras comunidades chiapanecas. Se lamentó la ausencia de Elena Poniatowska, quien no pudo asistir por motivos de salud.

Eran las 17:35 cuando comenzó a llegar la gente, aún no estaba lista la Exposición, la curadora insatisfecha empezó a limpiar cada una de las imágenes, junto con un grupo que se sumó a la tarea minuciosa de cuidado que las imágenes merecían.

69 eran los ojos, 137 las obras limpiadas con alcohol y paño, porque son especiales, reúnen 20 años de resistencia, de lucha sin tregua y de ilusión. Cada una de ellas y todas eran esos 20 años.

Aún cuando la Exposición no había sido inaugurada de manera formal, los ojos impacientes de la gente reunida empezaron a recorrer cada trozo de historia atrapado en cada imagen. Algunas voces del público se dejaron escuchar, las opiniones fueron coincidentes respecto a la riqueza que se puede encontrar en el zapatismo a través de múltiples miradas.

Se invitó a todos a tomar sus lugares en las gradas dispuestas en un pequeño foro sin más decoración que un pequeño cartel de la Campaña 20 y 10 El Fuego y la Palabra que resaltaba con toda su fuerza sobre el fondo negro del espacio.

Las gradas fueron insuficientes para la cada vez más nutrida concurrencia por lo que pequeños cojines sobre el piso sirvieron de asientos, los cuales de todas formas resultaron insuficientes.

Sergio Rodríguez Lazcano comenzó leyendo el texto de presentación “69 Miradas Contra Polifemo” del Sup Marcos, enseguida cedió la palabra a Pablo Ortiz Monasterio quien resaltó la importancia de la imagen durante el proceso zapatista, ya que para él: los verdaderos autores de esta exposición no son los 69 fotógrafos, que es sin duda alguna un número sugerente, con los zapatistas yo pienso que nada es casual, pero los verdaderos autores no son los fotógrafos, son los propios zapatistas, ellos pronto entendieron el peso de la imagen y pronto entendieron cómo a través de la imagen pasaron de los palos, de los rifles de palo a los rifles de verdad, a la imagen fotográfica como un arma para hacerse sentir, hacerse ver, hacerlos entender que había esta otra realidad […] los verdaderos autores son los indígenas zapatistas.

Rodríguez Lazcano intervino aludiendo a un pasaje de la novela 100 años de soledad en el que Melquíades, el sabio del pueblo, llevó una cámara fotográfica provocando la curiosidad y el asombro de los habitantes de Macondo, así como el miedo al hurto de sus almas por medio del artefacto, en esta exposición […] parece que el proceso fue a la inversa, a las comunidades zapatistas no les quitaron su alma con la fotografía, sino que ellos les robaron el alma a los fotógrafos.

Por su parte Hermann Bellinghausen reflexionó sobre el género de guerra en la fotografía en el que los autores están familiarizados con el dolor, el sufrimiento y la sangre, elementos que estaban seguros de encontrar durante el levantamiento zapatista, como especie de rutina. Recientemente Susan Sontag publicó un libro que viene muy al cuento donde revisa sus ideas sobre la fotografía básicamente las desarrolla en torno a la foto de guerra, habla de para qué sirven los fotógrafos de guerra, se pregunta si tienen un valor movilizador o simplemente están enseñando el dolor como una forma de morbo para la humanidad o si sirve para anestesiar al público y llega a la conclusión de que la foto que enseña el sufrimiento o enseña la guerra sigue conmoviendo, pero la siguiente pregunta que se hace ella es si moviliza o no moviliza, la conclusión es que no moviliza, puede dejar a la gente inquieta, pero no moviliza, en el caso de lo que pasó con la guerra de Chiapas […] primero llegaron los fotógrafos y luego vino la reacción, fue trascendental. Podemos decir que como pocas cosas que ha habido en los tiempos modernos es un movimiento social que entró por los ojos, en los ojos del mundo”.

Una forma de referirse al movimiento zapatista tiene que ver con el mirar. En alguna ocasión hemos señalado que la dignidad se puede definir en relación al mirar al otro, al ser mirados por el otro, y al mirarnos a nosotros mismos – así comenzó su mensaje el Sup Marcos, y prosiguió – el Poder, ése cíclope que ha globalizado la miseria y la desesperación, tiene un su modo de mirar. Él se mira como uno, único y eterno, y mira al otro con ese apetito antropófago que ha caracterizado al poderoso a lo largo de la historia y que ahora, en la época del neoliberalismo, ha alcanzado niveles bestiales nunca antes vistos. El Poder sólo admite una mirada si ésta es sumisa y le profesa admiración. Cualquier otra mirada es para él un desafío. Al mirar, el Poder cataloga al otro y archiva esa mirada […] Para los indígenas el Poder no tenía programada una mirada. En el mundo que su ojo único imaginaba, esos seres extraños del color de la tierra nomás no aparecían. Ergo, no eran mirados, tal y como no se miran a los muertos […] Una foto es una mirada. Y una mirada es una manera de iluminar algo. Como sol, la lente de estos fotógrafos ilumina diversos momentos del zapatismo. No agotan, ni pretenden agotar, la totalidad de lo mirado. Son honestos y declaran con su mirada que sólo miran una parte de lo mirado. Pero ahí está su principal virtud, porque así puede uno interrogar su mirada y preguntarse sobre lo que no es mirado. Con las respuestas se va completando el rompecabezas de miradas que el neozapatismo reclama desde aquella fría madrugada del inicio del año de 1994.

Con la generosidad que caracteriza al zapatismo el Sup agradeció a los fotógrafos mencionando cada uno de los 68 nombres y al Sup no le agradezcamos nada, porque sólo se puso en la exposición para hacer rabiar a los fotógrafos y para decir sus albures groseros sobre el número 69.

Las cuatro jinetas del apocalipsis, título de la imagen con la que participó el Sup, fue una historia también narrada para acercarnos aún más a ese mundo de lucha y resistencia.

Después muchas miradas para las 69 miradas y de fondo la música de Psique-son.

Revista Rebeldía
EZLN: 20 y 10, el fuego y la palabra

En el marco de la campaña EZLN: 20 y 10, el fuego y la palabra, este 25 de noviembre se conmemoró también el día internacional de la lucha contra la violencia hacia las mujeres. Convocados por la revista Rebeldía, se llevaron a cabo de manera simultanea espacios de diálogo y mesas redondas con el tema “las mujeres y el zapatismo”.

Los mensajes de las comandantas Esther y Fidelia fueron escuchados con atención y emoción en varios estados de la republica. La convocatoria fue muy amplia y variada, la participación en estos espacios de diálogo, hizo visible una vez más, la gran diversidad de experiencias de lucha y resistencia, experiencias tanto individuales como colectivas, experiencias de la vida cotidiana, esta vez contadas por ellas mismas, por las mujeres. Mujeres, que de una u otra forma, por distintas razones y de diferentes maneras, se han encontrado con el zapatismo.

En las mesas redondas y espacios de diálogo llevadas a cabo en esta jornada, hubo muchos puntos de coincidencia. Además del rechazo a la violencia contra las mujeres, y las demandas generalizadas de libertad y justicia, se denunció y repudió las amenazas y el hostigamiento policiaco que ha sufrido en los últimos días Gloria Muñoz, integrante del Consejo Editorial de la Revista Rebeldía y autora del libro “EZLN: 20 y 10, el fuego y la palabra”, con lo que se demuestra una vez más, que en buena medida, la violencia viene desde poder.

En Tijuana, el diálogo lo inició Magdalena Cerda, organizadora binacional con promotoras de la salud ambiental comunitaria. Ella comentó, que se dio cuenta que como una mujer común podía participar, desde que recibió a los zapatistas en Tijuana en la Consulta por los derechos indígenas (en el 1999), y vio que si ellas podían participar con dificultades de lenguaje y sin estudios, ella también. “El zapatismo no sólo habla de las cosas materiales sino del corazón, la comunidad, la familia; no sólo contra el gobierno sino por un mundo mejor para poder vivir”.

Muy impactante fue la participación de Hortensia Hernández, dirigenta del Poblado Maclovio Rojas, perseguida por el Gobierno de Baja California por organizar su Comunidad y defender sus derechos. A los habitantes de esta comunidad son acusados de robar agua y luz, dicen que son delincuentes, porque esas tierras las quieren desalojar. Hortensia, no pudo asistir al encuentro debido a que tiene 14 ordenes de aprehensión, por lo cual su participación fue a través de una llamada a un teléfono celular. Hortensia dijo que las mujeres luchamos por la libertad y ella ahora, como perseguida, no tiene esa libertad, pero admira a las mujeres zapatistas y se identifica desde el corazón de la lucha. Dice que en su poblado, ya nada más falta que llegue el gobierno con las armas como Bush a Irak, porque los quieren desalojar. Desde 1996 formaron un Aguascalientes, y desde ahí salen sus proyectos comunitarios. Nicolasa Ramos también de ahí, va a cumplir un año presa, porque la acusan de robar el agua del acueducto, lo que también hacen los ganaderos impunemente y la estación de policía y gas, pero sólo actúan contra los de Maclovio Rojas. Ellas no son dirigentes sino luchan por la tierra y el patrimonio de todos. Todas las mujeres envueltas en estas luchas somos muy señaladas por el ir y venir, dijo Hortensia, pero cuando sabes lo que quieres hacer eso no importa, siempre va a existir un señalamiento, pero lo que tienes que hacer por ti misma y tu familia, y a veces hasta tu propio esposo te señala, pero hay que seguir.

También participó en esta mesa de diálogo, Lili León, promotora de derechos humanos que estuvo en Chiapas desde 1998 hasta 2001, quien recordó cómo el zapatismo le tocó el corazón y el alma, habló de la migración y del sufrimiento que a también hay en el norte aunque a veces no se quiere ver y dijo que el zapatismo puede tocar la vida cotidiana de la gente. Michelle Téllez, joven, dijo que el movimiento zapatista es para crear, no para destruir: amando y amándonos a nosotros mismos es como se puede cambiar el mundo.

Fue un verdadero espacio de diálogo en el que hubo mucha participación del público. Una de las asistentes dijo que las mujeres se van uniendo como granitos de arena para formar una roca. Al evento llegó gente de los medios y de radio de Tijuana, de radio de Los Ángeles y Radio Pacífica que es una radio comunitaria para difundir en la comunidad Maclovio Rojas; también asistieron gente de la maquila, de las comunidades y de San Diego y Los Ángeles.

En el espacio de diálogo realizado en la ciudad de Guadalajara hubo 12 ponentes, porque dijeron, “fueron muchas las que quisieron hablar”. El evento comenzó con danza del grupo Umbral, la cual fue muy emotiva. Como participantes estuvieron algunas damnificadas de la colonia 22 de abril, discapacitadas por la explosión, quienes dijeron que ellas y el EZLN no debían existir, si no hubiera mal gobierno, pobreza y exclusión. También participaron trabajadoras sexuales que compartieron su experiencia y contaron: “hemos recibido solidaridad, apoyo y acompañamiento de los zapatistas y hemos aprendido a resistir y a apoyar otras luchas”. Integrantes del Comité Eureka también dieron su palabra: “pensamos en el EZLN como si fueran nuestros hijos, y si están vivos son ellos”. Esposas de trabajadores de Euzkadi dijeron que el EZLN es una lucha que voltearon a ver porque es una forma de resistir de los más pobres y marginados; y ellas como esposas de trabajadores en huelga, llevan dos años y medio peleando, y ahora saben lo que es resistencia con dignidad, cuando los patrones los quieren humillar. Participantes a este encuentro externaron: “nunca nos imaginamos que tantas mujeres tan diferentes estamos aquí, que esto sirva para que no nos volvamos a separar”.

En el estado de Querétaro, la participación también fue variada. Además de las ponentes, entre las que se encontraban Comuneras, una trabajadora sexual, una sindicalista e Irma Pérez quien es esposa de un preso político, hubo mucha participación del público asistente.

Muy emotiva fue la ponencia de la compañera Irma Pérez, esposa de Sergio Jerónimo Sánchez, quien lleva casi seis años injustamente encarcelado y fue uno de los presos que el EZLN exigió que fueran liberados durante la Marcha del Color de la Tierra en la primavera del 2001. Irma leyó un poema sobre la lucha de las mujeres zapatistas, en el que dijo que su ejemplo la ha inspirado para seguir adelante en la lucha por la libertad de su esposo. En las intervenciones del público se expresó y se dijo que no sólo las mujeres participan, sino que también los hombres, que no deben estar separados de la lucha contra la discriminación, que también afecta a los indígenas y a todos los que son diferentes. Entre el público dijeron que si bien el zapatismo no ha iniciado la lucha de las mujeres, sí ha acercado a otros sectores, como los jóvenes punks. Al ver el video con los mensajes de las comandantas del EZLN, varias personas del público recordaron la importante participación de la Comandanta Esther en el Congreso de la Unión.

Cientos de campesinas de Tlaxcala, mujeres de todas las edades desde niñas hasta ancianas, conmemoraron otro año más el día de la lucha contra la violencia hacia las mujeres con una marcha que salió del asta bandera de la comunidad de Toluca de Guadalupe y culminó con un mitin en la plaza pública, en el cual dieron su palabra mujeres campesinas del CNUC (Consejo Nacional Urbano Campesino). También participaron las esposas y viudas de los ex-braceros, quienes plantearon la necesidad de reconocer el derecho de las mujeres a tener tierra y a poderla heredar, porque muchas veces los hombres la venden y ellas se quedan sin nada. En el mitin se escucharon los mensajes de las comandantas zapatistas Esther y Fidelia.

En Yucatán Nancy Walker Olvera, maestra en sociología de la Universidad marista, quien participa en el grupo "Indignación", en defensa de los derechos humanos, llevó un regalo-carta a las mujeres del EZLN, que se titula: "Insurgentas, todas estamos despiertas". Dijo que la fiesta zapatista se ha diversificado para que nadie se quede sin nombrarse, y que todas las mesas convocadas son insuficientes para nombrar a todas las mujeres vinculadas con el zapatismo, "Quizá nadie como los zapatistas se han dedicado a nombrar a quienes por una razón o por otra somos invisibles". También participó Consuelo Ramírez, de Unidad de Atención Psicológica, sexual y educativa; y la misionera Antonia López, quien dijo que en el trabajo comunitario el zapatismo les ha ayudado a encontrar la identidad cultural. Este día de lucha contra la violencia hacia las mujeres se celebró también con una marcha en Mérida y con programas de radio donde se escucharon las discursos de las comandantas zapatistas.

En el espacio de dialogo que se llevó a cabo en Zapotlán, Hidalgo, participaron jóvenes punk de Pachuca, catequistas, amas de casa y estudiantes de Zapotlán de Juárez. Este encuentro fue una reunión de intercambio de experiencias y opiniones, la participación fue muy amplia, los temas fueron variados, se habló desde los derechos de la mujer consagrados en la Constitución, hasta lo relativo a la Ley Revolucionaria de Mujeres del EZLN. También se mencionó la similitud de la discriminación que viven las mujeres indígenas en Chiapas con los demás estados de la república y se habló de la situación de la mujer en la iglesia. Se concluyó con la necesidad de continuar con las platicas y organizarse para poder cambiar la situación que prevalece en el pueblo donde es mal visto que la mujer proteste.

En la mesa realizada en Orizaba, Veracruz asistieron más de cien personas. Se inició con la participación del Colectivo Feminista Cihuatlahtolli, el cual hizo un llamado a construir una red de resistencia contra la violencia en la mujer, se enumeraron los casos de violencia reportados en la región, a su vez se pronunciaron contra el feminicidio en cd. Juárez. Le siguió la participación de Julia Xochiquistle que hizo primero su intervención en Náhuatl y después en español. Posteriormente una compañera dedicada al trabajo sexual, integrante de la Red Mexicana de Trabajadoras Sexuales, habló de la violencia que día a día vive, llamó a organizarse como mujeres. Siguió la participación de las compañeras del grupo Mujeres Organizadas de Jalapilla, quienes hablaron de su experiencia como mujeres, las cuales al igual que lo expresado muchas veces por las mujeres zapatistas, las obligan a casarse a los 13 años sin derecho a decidir con quién, son obligadas a trabajar y viven en opresión constante. Las participantes coincidieron que la lucha zapatista es un ejemplo a seguir sobre todo en la lucha de las mujeres además invitaron a las demás mujeres a organizarse. El acto concluyó con la entonación del Himno Zapatista.

En este evento en Orizaba, se hizo una denuncia de un caso de violencia que tiene encabronadas a las compañeras : Maria Esther una chava joven fue golpeada este domingo de manera salvaje por Rubén Betanzos García un tipo que se dice influyente y con dinero, que la golpeó sólo porque ella nunca quiso ser su novia y ya cansada del acoso que enfrentaba lo encaró. Esto bastó para que la golpeara en todo el cuerpo y en el rostro con una cacha de cuchillo. La tuvieron que operar de un ojo como consecuencia de los golpes que le dio. Él ya esta detenido, pero se teme que las autoridades puedan soltarlo, aunque se le acusó de amenazas de muerte, lesiones e intento de violación.

En el estado de Tabasco en la localidad de Paraíso, también se llevó a cabo una concurrida mesa redonda, en la que participaron mujeres organizadas y otras a título individual. Entre las ponentes se encontraban psicólogas, trabajadoras, amas de casa y profesoras.

En la Ciudad de México también se realizaron varios espacios de encuentro y diálogo. En la UNAM se llevaron a cabo en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, en Sicología y en Filosofía y Letras; y en el CCH-Sur (en los dos turnos). Fue un interesante y variado intercambio de experiencias de vida de distintas mujeres y su relación con la lucha zapatista.

Una estudiante, compartió con los presentes las vicisitudes a las que se ha enfrentado por ser una joven bisexual y comparó su lucha cotidiana con la del EZLN y el surgimiento de Los Caracoles ya que para ella existen varios puntos en común como la búsqueda de la autonomía, el respeto y la dignidad, porque “nosotros las parejas de homosexuales no necesitamos al gobierno para existir y tampoco pedimos tolerancia sino respeto, todo se vuelve una cuestión de lucha y resistencia” expresó la joven. También participó Ivonne, una persona transgénero que se dedica al trabajo sexual. Ivonne relató su lucha como miembro de la Red Mexicana de Trabajo Sexual y destacó que las condiciones en que desarrollan el trabajo de las y los trabajadores sexuales (no sexoservidoras, porque la servidumbre se acabó hace mucho tiempo, dijo) son muy precarias, porque no existe un real acceso a los servicios de salud, además de que son blanco de agresión y discriminación y no tienen derechos laborales que los respalden. Ivonne platicó también que se unió al Frente Zapatista porque “Tuvimos que buscar a alguien que creyera en lo mismo que nosotros, con quien compartiéramos el mismo ideal, aunque en diferentes ramos, era necesario unir fuerzas y formar un bloque para luchar todos juntos, porque en la lucha no basta un grupo, tenemos que ser todas, además, ya basta de quedarnos calladas”. Otra de las voces que se escuchó fue la de Fedia, una joven madre soltera quien brevemente dijo que la lucha de las mujeres como ella se vuelve más difícil porque tienen que atender las necesidades de sus hijos y las de ellas mismas dentro de una sociedad que a veces las recrimina y reprueba sin saber nada sobre ellas.

También en la UNAM participaron mujeres del movimiento popular Pueblos y Colonias del Sur y otras estudiantes que contaron sus experiencias de cómo ha influido el zapatismo en sus vidas, mencionaron que aprendieron a organizarse mejor, que perdieron el miedo a hablar, a dar información o volantear. Se hizo una crítica al simulacro de las mujeres de las élites políticas (Elba Esther Gordillo, Martha Sahagún, Rosario Robles, etc.), quienes tratan de ponerse al frente con un discurso de género que nadie les cree. Se profundizó respecto a la violencia contra las mujeres, y se dijo que la violencia es provocada por la mala apropiación del poder y que para cambiarlo, hay que transformar de fondo las relaciones sociales. Hay que hacer un planteamiento filosófico distinto, plantearon.

Una joven del público mencionó que: “el trabajo no está solo en Chiapas, sino en todos lados y una de las enseñanzas del EZLN es que entre todos podemos construir un mundo distinto”. Otra joven expresó que “aunque las formas de organizarse son muy diversas, lo importante es encontrar las coincidencias”. Finalmente, un joven asistente dijo que: “La lucha es para que ya no haya discriminación hacia el que es diferente, porque se han creado diferentes formas de enfrentarnos unos con otros, de estar en contra de todo aquello que es distinto a lo que el poder quiere imponer, pero debemos darnos cuenta de esto y poder unirnos entre nosotros para seguir luchando y resistiendo”.

En el local del SITUAM, se llevó a cabo una mesa redonda, en la que se comentaron experiencias de resistencias de mujeres en la ciudad, con la participación de sindicalistas, estudiantes, amas de casa y mujeres indígenas. Después de ver el video con los mensajes de las comandantas zapatistas, las mujeres asistentes trabajaron en pequeños grupos y posteriormente en plenaria presentaron sus conclusiones. Para muchas, las conclusiones fueron un llamado a la lucha colectiva y a “reconocernos como un espejo”, porque se sienten reflejadas en la lucha de las mujeres zapatistas. La lucha es también por rescatar nuestro lado humano y colectivo en la ciudad, donde tanto se ha perdido.

Fue una jornada rica en intercambio de experiencias, en dónde se hizo patente la necesidad de seguir organizándose para luchar y resistir. Una vez más, se pudo observar el gran impacto que ha tenido el movimiento zapatista en la vida de todos y en este caso en la de las mujeres, reafirmando que esta lucha hay que llevarla a cabo en todos los frentes y no es por la toma del poder, sino por la construcción de un mundo nuevo, sin discriminación, sin opresión, sin violencia. Por una vida digna, con justicia y libertad para tod@s.

Revista Rebeldía

25.11.03

EZLN: 20 Y 10, EL FUEGO Y LA PALABRA

El día de hoy, 25 de noviembre, se celebran, en el marco de la campaña EZLN: 20 y 10, el fuego y la palabra, 18 espacios de diálogo convocados por la revista Rebeldía, con el tema "Las mujeres y el zapatismo", en los siguientes estados de la república: Veracurz, Tabasco, Yucatán, Jalisco, Hidalgo, Querétaro, Distrito Federal, Baja California, Guanajuato, Estado de México y Tlaxcala.

La Comandancia General del EZLN, en voz de la Comandanta Esther y la Comandanta Fidelia, ha enviado los siguientes mensajes videograbado a cada uno de ellos:

Mensaje de la Comandanta Esther

El Sistema Zapatista de Televisión Intergaláctica presenta a la comandanta Esther en su participación para la mesa “Zapatismo y las mujeres”.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches. Les habla la comandanta Esther. Esta es la participación del Comité Clandestino Revolucionario Indígena-Comandancia General del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, en la mesa de Zapatismo y Mujeres.

Hermanas mujeres, intelectuales, profesionistas y estudiantes. A todos los que están escuchando en este momento, les queremos decir nuestra palabra nosotros los zapatistas. Queremos decirles a ustedes a que se organicen para luchar juntas como mujer. No se queden convencidas por sus estudios y su profesión que tienen, porque aunque tengan estudio y profesión también están explotadas porque tienen patrón. No están libres de hacer su trabajo, porque si se quedan con ese empleo que has conseguido, te quedarías conformista. No basta con que sepas escribir sin que lo has logrado totalmente tu derecho como mujer que mereces.

Cuando se alivian de dar a luz, sólo te dan permiso unos meses, pues tienes que ir a cumplir tu trabajo, aunque todavía no te sientas bien. No se preocupan de ti, porque si no cumples te sacan del trabajo. Te quedas sin empleo, así no tienes derecho al trabajo. También, no tienes derecho a la salud gratuita, porque no te respetan a que te sanes bien. No tienes derecho a la educación gratuita. No tienes derecho a tener una vivienda digna. Tú tienes que gastar tu dinero, lo poco que ganas por tu trabajo, para pagar tu renta donde puedes sobrevivir. Pagar tu medicina, tu alimento y la educación para tus hijos.

Nosotros como mujeres, estamos desconocidas totalmente por el mal gobierno. No somos reconocidas pero sí se están aprovechando de ustedes sin que se den cuenta. Sólo porque no hay otra manera como vivir, la están soportando toda la injusticia. Por eso, les hacemos un llamado a todas a organizarse para luchar todas juntas como mujeres. A defender nuestros derechos que merecemos como son: derecho a la educación, a la salud, derecho a la libertad, a la alimentación, derecho a la tierra y vivienda, para tener una vida mejor. Porque si no hacen nada ¿qué futuro les vas a dejar a tus hijos?

Nosotras como mujeres zapatistas, nos empezamos a organizar porque vimos que no estamos tomadas en cuenta por nuestro propio papá, hermanos y esposo. Mucho menos el gobierno porque es el que está enseñando a los hombres. Nosotras sufrimos la humillación y el desprecio por ser mujer. No tenemos derecho a la educación, a la salud, a la vivienda. No tenemos derecho a la libertad de expresión. No tenemos derecho a la tierra.

Por eso nos decidimos a organizar y a tomar las armas,para que así, el mal gobierno se da cuenta que sí podemos como mujer, y para que así nos reconozcan nuestro derecho que merecemos.

Para lograr todo esto, se necesita más organización, participación, cumplir nuestra obligación, pero nosotras estamos decididas a cumplir porque sabemos que sólo así vamos a lograr lo que merecemos, porque si no lo hacemos, nadie viene a hacer por nosotras si no hacemos nada.

Así que te decimos: luchemos juntas, unamos nuestra fuerza, no se queden conformes con el poco dinero que ganan, porque eso no resuelve la situación de la mujer.

Desde las montañas del sureste mexicano, por el CCRI - CGEZLN

Por el 20 y 10 aniversario

Muchas gracias
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Mensaje de la Comandanta Fidelia

El Sistema Zapatista de Televisión Intergaláctica presenta a la comandanta Fidelia en la intervención del EZLN en la mesa zapatismo y las mujeres

Muy buenas tardes, muy buenos días o muy buenas noches. Desde las montañas del sureste mexicano transmite la voz de la mujer zapatista, la palabra de la mujer, cómo es que sufre.

Hermanas mujeres, yo quiero que me escuchen estas humildes palabras que les voy a decir, que nosotras la mujeres hace muchos años que venimos sufriendo tantos problemas en nuestra vida real, en nuestros hogares.

Nosotras las mujeres no tenemos parte en las comunidades como ejidos o propiedades, de tener derecho a la tierra para sembrar y cosechar algo para saciar el hambre. Nosotras queremos que ese derecho lo tengamos, que se cumpla esos derechos.

También queremos decidir nuestra vida, cómo es que queremos vivir; en el caso de elegir cuántos hijos queremos tener y también entre las mujeres jóvenes, como las señoritas, que elijan ellas su pareja, cómo es que quieren casarse, que no sean obligadas a la fuerza a juntarlas con los hombres, como a un animal, no. Queremos que tengan ellas su derecho, que sean respetadas, aún sea el que sea, como indígenas, como mujeres medias, mujeres de la ciudad, del campo, de todo sistema de mujer, queremos que tenga ese derecho de decidir cómo es que quiere vivir.

Hermanas, nosotras hace mucho tiempo que nunca hemos conocido el trato que debemos tener, de un respeto como humanas. Nosotras tenemos nuestros hijos en nuestras casas como un vil animalito; como a los ocho o quince días ya tenemos nuestro hijo y tenemos que ir a buscar lavado de ropa, a vender cositas en los mercados, buscar tortilla. A ver qué nos venden o nos regalan, como un animalito, en los pueblos. Por eso es el motivo que muchas hermanas mujeres se enferman de graves enfermedades crónicas, y después ellas no tienen dinero para comprar medicina y esa es la muerte, la causa de las mujeres que se mueren.

Hermanas, ya es un tiempo que juntas luchemos, luchemos para vivir, nos organicemos, como tal nosotras las mujeres hace veinte o diez años que se agarramos las armas para despertar un mundo nuevo, que es el despertador mexicano. A nosotras los zapatistas, que siempre las hermanas mexicanas nos han tomado en cuenta, nos han querido y ellas ahorita van a festejar también la fiesta de los veinte y diez años del aparecimiento, del nacimiento del EZLN.

Entonces, hermanas, ahorita lo que queremos nosotros que las niñas, las ancianas, las señoritas, las profesoras, las secretarias, las contadoras públicas, ellas se jalen de la mano, aprendan como nosotros la lucha que llevamos nosotros. No nos importa si llueve o qué pasa, nosotros estamos formal en nuestra lucha para que nosotros queramos cambiar la manera como queramos vivir y como queremos estar con nuestros esposos en nuestros hogares.

Desde las montañas del sureste mexicano un saludo que les mandamos a todas las mujeres del país mexicano y gracias muchas gracias, somos las mujeres revolucionarias.

Gracias.
REVISTA REBELDÍA
CAMPAÑA: 20 Y 10, EL FUEGO Y LA PALABRA


Presentación del documental El fuego la palabra en la Cineteca Nacional.

El documental El fuego, la palabra, producido por la revista Rebeldía en el marco de la campaña “EZLN: 20 y 10, el fuego y la palabra”, fue presentado ante una sala abarrotada de público por los cineastas Jorge Fons y Felipe Cazals, quien calificó el documental de “claro, enérgico y preciso”. También participaron, por parte del equipo de realizadores, Jesús Ramírez (que vivió buena parte de los sucesos que se narran en su calidad de reportero) y Ramón Vera, como moderador. Se leyó el texto Mientras duermo que envió especialmente para el acto el cineasta español Fernando León de Aranoa y un mensaje del Subcomandante Insurgente Marcos, quien se refirió a la actual situación de la cultura en México.
En la última secuencia del video-documental-historia colectiva-puente-camino presentado ayer, la voz del Mayor Moisés cierra y a la vez abre el círculo: “Estábamos trabajando…” Este trabajo colectivo lo que nos muestra -con el tejido propuesto por los realizadores- es la voz, los rostros y pasosde las bases de apoyo, hombres y mujeres del EZLN.
Video documental donde el énfasis de la narración está -para Ramón Vera, uno de los realizadores- “en la presencia de los propios zapatistas, a veces como figuras o iconos, pero sobre todo en su presencia cotidiana y personal, su gestualidad, su mirada, su voz y su manera de relatar.” En la pantalla las bases de apoyo del EZLN como verdaderos protagonistas. Martillos y clavos, mecapales, y la tierra movida por palas y carretillas.
Una historia compuesta por pequeñas historias en imagen: un baile, una obra de teatro, un partido de futbol, un helicóptero del ejército sobrevolando, una marcha de antorchas; escenas de la toma de San Cristóbal, de la tragedia de Acteal, de comunidades desplazadas, de enfrentamientos… historias “fragmentarias y aparentemente locales” en las que se evidencia “un hilo de coherencia que le da peso y drama a su presencia política mundial y le otorga legitimidad a su lucha de resistencia.”
Como hilo narrativo aparecen los grandes momentos del zapatismo, la historia más conocida de los diez años transcurridos desde el levantamiento de 1994. Pero lo que en verdad le da cuerpo son los eventos mirados desde sus alrededores: Los diálogos contados desde los cinturones… las marchas desde el regreso a dar cuenta a sus comunidades… la consulta desde un vagón de metro… Es entonces, según sus creadores “un documental de las bambalinas del zapatismo. En estas bambalinas, hay todo un universo no narrado.”
Historia colectiva, porque en su doble calidad de retrato y trabajo colectivo, el montaje, “hila las historias de otros”, articula y deja asomar la historia de los pueblos y comunidades en su lucha de resistencia, sin que se pretenda “develar la historia secreta” del zapatismo.
Colectiva también la labor de Ana Bellinghausen, Alberto Cortés, Lucrecia Gutiérrez Maupomé, Jesús Ramírez Cuevas, Arturo Sampson y Ramón Vera Herrera, quienes a través de materiales inéditos de varios camarógrafos, reporteros, fotógrafos y cineastas, arman un inquietante relato con video y foto fija, musicalizado por Ramón y Alberto.
Camino recorrido por “los pueblos en acción”, retratados siempre caminando por veredas, brechas, carreteras, autopistas y fronteras. Y puente tendido al espectadores a quienes nos convoca el mensaje grabado del Sub a dejar de serlo, porque: “Allá arriba están los que quieren que seamos espectadores siempre y en todo, que nos conformemos con la historia que nos es contada y con la forma en que es contada”, al final “el espectador vuelve a mirar todas las imágenes y descubre que todas le piden que deje de ser espectador…”

Al final, constatamos que los zapatistas “ahí están”, trabajando.
Continuará…

Los beneficios de la venta del video serán destinados a las Juntas de Buen Gobierno de las comunidades zapatistas.
El documental estará a la venta en los lugares en donde se presente y en la tienda del FZLN. Precio $100.

Revista Rebeldía

24.11.03

PRESENTACIÓN DEL DOCUMENTAL: "EL FUEGO Y LA PALABRA"

En el marco de la campaña "EZLN: 20 y 10, el fuego, lapalabra", que lleva a cabo la revista Rebeldía para conmemorar los 20 años de fundación del EjércitoZapatista de Liberación Nacional y el décimo aniversario del levantamiento indígena, fue presentado el documental "El fuego, la palabra", en la Cineteca Nacional.

A la exhibición del documental que recoge fragmentosde los 10 años de la insurrección zapatista, asistieron los cineastas Felipe Cazals y Jorge Fons. Asimismo, se leyó un mensaje de cineasta español Fernando León y se contó con la participación de JesúsRamírez Cuevas y Ramón Vera, por parte del equipo de montaje.

El subcomandante insurgente Marcos envió un mensaje especial para la presentación de este documental, mismo que a continuación reproducimos:

EJÉRCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL.
MÉXICO.

Noviembre del 2003.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches. Les habla el Subcomandante InsurgenteMarcos.

Hoy no voy a hablar de política, sino de un video.

En este video se trata de repetir el antiguo rito de contar una historia. Desde sus desconocidos inicios, la cultura trata de contar una historia. Talvez porque de esa forma consigue avanzar, permanecer, sobrevivir.

Así que hoy voy a hablar de la cultura.

No, no voy a contar la historia que el video trata de contar. Sólo quiero señalar que la narración se construye con esa compleja manera de contar las cosas que tiene el quehacer cinematográfico.

Y no, tampoco voy a disertar sobre si el quehacer de los “videastas” o “videoastas” es también hacer cine o es diferente.

Lo que quiero señalar es que esta historia nos es contada en una pantalla. Sentados, parados o acostados (porque cada quien su modo), estamos frente a la pantalla como espectadores. Y como espectadores nos corresponde decidir si esa historia estuvo bien o mal contada, si nos gustó o no, si algo aprendimos o recordamos, o si la consumimos como se consume la comida chatarra, es decir, distrayendo el tiempo y ese estómago muy otro que es el cerebro.

En realidad no tenemos muchas opciones como espectadores. Es poco lo que podemos elegir. Podemos escoger, por ejemplo, apagar el aparato o cambiar el video por uno de artes marciales o uno porno (que, no sé si han dado cuenta, se parecen mucho entre sí). Podemos también optar por oprimir el “mute” y mirar las imágenes sin escucharlas, o dejar sólo el audio y que los sonidos transcurran sin más referente que la pantalla vacía.

Se puede, es otro ejemplo, estar comiendo palomitas.

El otro día tuve una profunda discusión filosófica con el Pedrito sobre las palomitas. Todo empezó cuando caminaba yo, loco de contento con mi cargamento de un tazón de palomitas, rumbo a la Comandancia General del EZLN para ver, juro que con el más puro afán estético, uno de esos videos con muchas “x”. En el camino me topó y tapó el Pedrito y miró las palomitas, luego me miró a mí, luego otra vez miró las palomitas. Nada dijo, pero yo entendí que no podría seguir mi camino si no compartía el oscuro objeto del deseo. Así que opté por una antigua táctica gubernamental, es decir, empecé a hablarle al Pedrito de otra cosa mientras escondía el plato de palomitas detrás de mi espalda.

Puesto que el Pedrito es un niño, inicié mi perorata señalando que la comida chatarra es perjudicial para los niños. Aunque, claro, faltaría ver si las palomitas entran en la categoría de “comida chatarra”. Hay quien dice que sí y hay quien dice que no. Porque no hay que olvidar que las palomitas son de maíz, de maíz palomero para más señas. ¿No somos los hombres y mujeres de maíz? Ergo, es posible que haya una variante de la humanidad que se defina como “los hombres y mujeres de maíz palomero”. Aunque, claro, nadie dice, cuando el sol lleva medio día caminando, “hoy comí palomitas con frijoles”, o, hacia el sol de medianoche, “vamos a cenar unas palomitas en la esquina”.

En fin, el tema es complejo, le decía yo al Pedrito, y tal vez las palomitas no sean sino variación del ser ontológico del maíz, o una enseñanza de los dioses más primeros, los que nacieron el mundo, de que puede haber muchas formas de un mismo fondo.

Y el fondo era ya lo único que se veía del tazón que, al inicio de mi reflexión metafísica, estaba lleno de palomitas. Porque resulta que el Pedrito se había empacado todas las palomitas, aprovechando que yo estaba sumido en pensamientos que no transforman el mundo pero sirven para tenerlos a todos ustedes preguntándose qué rayos me propongo al iniciar esta presentación del video “EZLN: 20 y 10, el fuego y la palabra” con una disertación sobre las palomitas.

Porque al inicio de esta desconcertante presentación, he declarado con firmeza que esta vez no voy a hablar de política, y ya he dicho que no voy a hablar de la historia que ya cuenta, a su modo, el video que hoy se presenta. También he señalado que no voy a hablar de si el video es una variante o no del arte cinematográfico.

En cambio he dicho que voy a hablar de la cultura, y recién he aclarado que no voy a hablar de comer palomitas que, eso sí lo dije, es una opción para asistir a la historia que nos es contada en una pantalla.

Una pantalla. He ahí el problema. Porque pareciera que la pantalla es neutral, que nada dice si la usan para pasar un documental, un película de aventuras, de acción, policíaca, misterio, bélica, infantil… o de terror, porque muchas películas pueden ser catalogadas como “de terror”, independientemente de la historia que cuenten.

Además de que parece que la pantalla es neutral en lo que exhibe, también nos “deja fuera” de la historia contada. Es decir, pocas cosas definen tan claramente a un espectador como una pantalla. Como si la pantalla nos dijera “mira y escucha, pero más nada” y uno ahí, frente a ella, comiendo palomitas sentado, parado o acostado (porque cada quien su modo).

Pero, de forma aparentemente inexplicable, la pantalla ahora se divide en dos. No es que nosotros queramos que se divida en dos. Es allá arriba donde está esa voluntad de división. Allá arriba están los que quieren que seamos espectadores siempre y en todo, que nos conformemos con la historia que nos es contada y con la forma en que es contada.

Pero decía que la pantalla se divide en dos. Tal vez, desde que nació el cine, la pantalla ha estado dividida en dos, pero se presentaba como una pantalla neutral, dócil. Por años pareció que la pantalla era una, que en ella se podía producir de manera independiente, si uno optaba por contar una historia según un punto de vista particular, o de forma subordinada, si uno elegía convertir la compleja alianza de la imagen y el audio en un espejo encantado que magnifica las falacias del modelo económico y el régimen en turno.

Porque en política cabe al sentencia de “cambian las formas pero el fondo permanece”. O sea que cambia el régimen pero el modelo económico permanece.

Pero no es de política que voy a hablar, sino de cultura. En este caso de cultura cinematográfica, es decir, de la historia cuya narración transcurre en una pantalla.

Y ahora la pantalla se divide en dos. Pero en ambas partes se repiten los recursos narrativos del cine.

En la parte derecha (sólo como referencia geométrica, porque ya dije que hoy no voy a hablar de política) un “travelling shot” mundial gira sobre el planeta Tierra mostrando imágenes de centros comerciales ultra-hiper-mega modernos, mientras en el audio corre una música de ésas que siempre ponen en las tiendas para anunciar que tienen ofertas en el departamento de lencería. Cuando uno ya se encuentra francamente borracho por la combinación de marcas exclusivas, música aséptica y la frenética vuelta al mundo en ochenta spots comerciales, la cámara se detiene y enfoca con un “long shot” una ciudad futurista. La toma dura apenas un instante, de modo que el espectador no se dé cuenta de que la ciudad está fortificada, y la cámara pasa, con un rápido “zoom”, a un “medium shot” que llena la pantalla con la imagen de un ser asexuado, sentado en un escritorio y leyendo en la pantalla de una computadora. La cámara “panea” por la estancia y el espectador puede decir que es una oficina del “board directory” de una trasnacional o del gobierno de un país, al fin que ahora ya no se distinguen diferencias. Nuevamente la cámara se detiene, ahora a espaldas del ser asexuado, y en toma que llaman de “picado”, aplica otra vez el “zoom” y, con un “close up”, llena la pantalla con la otra pantalla, es decir, la de la computadora. El espectador ve ahora lo que ve el ser asexuado, pero ya no sabe si lo que ve es la pantalla de la computadora o la pantalla del cine. El caso es que ésta se ha llenado con las palabras “ALL IS MONEY” que, espontáneamente, el espectador traduce como “Todo es dinero”. La imagen se congela para que asimilemos una verdad instantánea, es decir, eterna. Y la verdad asimilada no es que todo es dinero, sino que “todo lo que no es dinero, no es” y, ergo, si la cultura no es dinero, entonces no es. Luego la cámara “panea” y toma al ser asexuado en “contrapicado”, de modo que el espectador lo ve de abajo hacia arriba. El audio repite, en todos los idiomas, “todo es dinero”.

Justo entonces es cuando el espectador se da cuenta de que no es toda la pantalla la que está mirando sino sólo una parte, porque, como ya he dicho, la pantalla está dividida. Así que ahora la mirada del espectador se dirige a la otra parte, la que está a la izquierda (sólo como referencia geométrica, porque ya dije que hoy no voy a hablar de política).

Pero la pantalla izquierda no presenta una sola imagen ni una secuencia de tomas, sino un rompecabezas de imágenes sin lógica aparente. En cada una de ellas, del “travelling shot” se brinca, sin anestesia, al “close up”, al “medium shot”, al “long shot”, y viceversa. Digo que sin lógica aparente, porque el espectador descubre, después de una mirada atenta, que se trata de luchas y resistencias de muchos colores y con muchos sonidos. La imagen de imágenes es… ¿cómo decir?... bella, sí. El espectador inicia un aplauso, pero justo antes de que las manos se unan y produzcan el “clap” que después se repetirá en cascada, se detiene. Y se detiene porque una sola imagen ha atrapado su mirada. Es una toma fija, en “close up”, de un “collage” de recortes de periódicos.

En uno de esos recortes se lee:

“Alumnos, ex alumnos, maestros y trabajadores en general de la Escuela Nacional de Arte Teatral y del Centro Nacional de las Artes del INBA manifestamos nuestro más rotundo y profundo desacuerdo con la intención del gobierno federal de poner a la venta, desincorporar, extinguir o fusionar distintas instituciones públicas para "liberar recursos" y "mejorar la atención de sectores estratégicos y prioritarios".

Dentro de este paquete de 18 instituciones se encuentran el Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC), los Estudios Churubusco Azteca y el Imcine, afectando con esta intención directamente al pueblo de México y a la comunidad cultural en su totalidad. Es increíble el desprecio de esta administración por la cultura y su difusión, además de la forma tan descarada, terrible y desafortunada.

Estamos seguros de que, de llevarse esto a cabo, el siguiente paso sería la venta de nuestras escuelas de teatro, pintura y danza, rematando las instalaciones de nuestras escuelas a particulares nacionales o extranjeros, para que las conviertan en supermercados, estacionamientos, centros comerciales, bancos o en parques de diversiones.

Manifestamos nuestro apoyo a los trabajadores del Imcine, de los Estudios Churubusco Azteca, a los compañeros estudiantes y trabajadores del CCC, así como a todas las instituciones educativas, de investigación y asistencia social afectadas por esta propuesta.

Atentamente.”

Y en otro pedazo se distingue:

“La reciente propuesta legislativa del presidente Vicente Fox y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para gravar con 10 por ciento libros, revistas y periódicos, así como poner a la venta algunas de las principales instancias de cultura mexicanas, es un retroceso en el desarrollo social del país. Para el Presidente de la República, la SHCP y el Partido Acción Nacional la cultura no es un valor nacional. No forma parte de sus prioridades.

Para el gobierno el pensamiento es un concepto sin valor, despreciable y peligroso, que debe convertirse simplemente en mercancía. El arte y la cultura, si no rinden utilidades, deben eliminarse.

Gravar con impuestos la lectura y el estudio, y proponer la venta de Imcine, el CCC y los Estudios Churubusco Azteca, entre otros, pretendiendo incrementar los recursos hacendarios, es castigar a la sociedad y condenar al país a recorrer una nueva etapa de ignorancia y oscurantismo.

Al terminar de leer, el espectador vuelve a mirar todas las imágenes y descubre que todas le piden que deje de ser espectador, que la guerra de conquista se ha extendido ya a la cultura y al arte, que no es cierto eso de que lo que no es dinero no es, que hay que hacer algo.

En fin, lo que yo quería decir es que esta historia que les cuento no transcurre en una pantalla, sino en la realidad. Que quienes están allá arriba han emprendido una auténtica invasión, comandada por el cinismo y la estupidez, sobre el territorio de la cultura y el arte. Que, cada quien en su lugar, en su modo y en su tiempo, tenemos que hacer algo para resistir y echar atrás ese monumento a la imbecilidad que es el actual Proyecto de Egresos de la Federación presentado por el gobierno federal y el Partido Acción Nacional.

¡Chin! Ya me metí en política y, como aclaré al inicio de esta presentación, no estamos hablando de política. ¿O si?

Bueno, se supone que yo tenía que presentar un video, así que:

Agradecemos la invitación de la Revista Rebeldía para participar en la presentación del video “EZLN: 20 y 10, el fuego y la palabra” que realizaron Ana Bellinghausen, Lucrecia Gutiérrez Maupomé, Ramón Vera, Arturo Sampson, Alberto Cortés y Jesús Ramírez.

Ya está. Espero que no se me haya pasado ningún nombre. Si así fue, pido disculpas formales a los o las afectados y afectadas. No ha sido mala leche, sino que me puse a platicarles una película o sea a contarles una historia.

Claro que esta película que les platiqué, o sea esta historia que les conté, no es la que cuenta el video que hoy se presenta. ¿O si?

Vale. Salud y recordad que una vida sin luchar es como una película sin palomitas, o sea que nomás no sabe.

Desde las montañas del Sureste Mexicano.

El Sup.
México, Noviembre del 2003.
20 y 10.
La revista Rebeldía, dentro de la campaña 20 y 10: EZLN, el fuego y la palabra, convoca a participar en los espacios de diálogo que se llevarán a cabo con el tema:

Las mujeres y el zapatismo
el día 25 de noviembre
día internacional de lucha contra la violencia hacia las mujeres


La Comandanta Fidelia, en el Caracol de Oventik, llamó a “las mujeres de la ciudad y las que están en los rincones, que no son organizadas, no nos escuchan, pero sí va a llegar mi voz”. Y su voz llegó, en efecto: a muchas ciudades y a muchos rincones del país. Habrá 18 espacios de diálogo en los estados de Veracruz, Tabasco, Yucatán, Jalisco, Hidalgo, Querétaro, Distrito Federal, Baja California, Guanajuato, estado de México y Tlaxcala. Desde distintos mundos de vida y desde sus experiencias de participación política y de resistencia cultural, van a conmemorar su encuentro con el zapatismo mujeres que luchan por la libertad de los presos políticos y la por presentación de los desaparecidos; jóvenes que reivindican su derecho a la diversidad; campesinas, comuneras, trabajadoras, sindicalistas y amas de casa que combaten una doble opresión: como mujeres y como pobres; estudiantas, feministas, integrantes de la red de trabajo sexual, profesoras y promotoras comunitarias tanto de las regiones indígenas como en la frontera norte.

A cada una de estas mesas redondas, llegará el mensaje de la Comandancia General del EZLN.

Entre las más de 60 ponentes que van a participar en estas mesas redondas se encuentran:

• militantes del Comité Eureka, madres de desaparecidos políticos de Jalisco y de la ciudad de México;
• Irma Pérez, esposa de un preso político en Querétaro;
• amas de casa, guardianas del futuro, de muchas regiones del país;
• reforestadoras de los bosques que rodean la ciudad de México en San Pablo Ozotepec;
• integrantes de organizaciones sociales del estado de México;
• campesinas veracruzanas y comuneras queretanas;
• organizadoras binacionales de Tijuana;
• trabajadoras jalisienses en resistencia y esposas de trabajadores en lucha;
• luchadoras contra la violencia hacia las mujeres;
• chicas punk de Hidalgo y de la ciudad de México;
• profesoras universitarias tabasqueñas y maestras del Instituto Politécnico Nacional;
• integrantes de la Red de Trabajo sexual de Hidalgo, Jalisco, Querétaro, Veracruz y el Distrito Federal;
• estudiantas de bachillerato, ingeniería, arquitectura, ciencias políticas, filosofía, psicología;
• chicas gay;
• promotoras de trabajo comunitario en Tabasco, en Yucatán, y en la Sierra de Zongolica, Veracruz;
• ingenieras, psicólogas, antropólogas y trabajadoras universitarias;
• integrantes de grupos feministas;
• integrantes de los grupos comunitarios que recibieron a al Subcomandante y a los Comandantes zapatistas a su paso por Milpa Alta en la
Marcha del Color de la Tierra;
• comunicadoras alternativas de “Radio Sabotaje” y de la Revista Rebeldía.

Las citas son en los siguientes lugares:

Tabasco en la plaza pública de Paraíso
a las 17 horas

Veracruz en la plaza pública de Ilamatlán
a partir de las 16 horas

en el “Palacio de Hierro”, antiguo Palacio Municipal de Orizaba
a las 19 horas

DF en la Casa de Cultura la Quinta Axayopa, San Pablo Oztotepec, Milpa Alta
a las 18 horas

en Zacatenco, en la Escuela Superior de Ingeniería y Arquitectura (ESIA): Av. Instituto Politécnico Nacional y Miguel Bernard
a las 13 horas

en la alameda de Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM
a las 13 horas

en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, en el auditorio Flores Magón
de 10 a 12 horas

en la explanada de la Facultad de Psicología de la UNAM
a las 12 horas

en la explanada del CCH Sur
de 11 a 13 y de 17 a 19 horas

en el SITUAM: Tlalpan No.1036, metro Nativitas
a las 18 horas

Hidalgo en el Jardín del Arte, de Pachuca
a las 17 horas


Querétaro en el Museo de la Ciudad
a las 18 horas

Yucatán en el local del FZLN en Mérida
a las 19 horas

Jalisco en Parque “El Refugio”, Av. Federalismo y Juan Alvarez, en Guadalajara
a las 18 horas
Dentro del programa de actividades de esta mesa, habrá un performance de danza del Grupo Umbral.

Baja California en la oficina del FZLN: Dolores 32-B casi esquina con Ermita Norte, a una cuadra del Blvd. Díaz
Ordaz
a las 17 horas

Guanajuato en el jardín principal de Villagrán
a las 16 horas

México en la plaza de Ixtapaluca
a las 17 horas

Tlaxcala en el asta bandera de Toluca de Guadalupe
a las 10 horas
BOLETÍN
REVISTA REBELDÍA. CAMPAÑA EZLN: 20 Y 10, EL FUEGO Y LA PALABRA

Exposición Fotográfica Colectiva en aniversario de la lucha Zapatista
25 de noviembre de 2003

Dentro del marco de las celebraciones por los 20 años de fundación y 10 del levantamiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, se exhibirá la Exposición Fotográfica Colectiva "69 Miradas Contra Polifemo". La inauguración se llevará a cabo el martes 25 de noviembre a las 18:00 hrs. en el Museo Universitario del Chopo (Dr. Enrique González Martínez 10, Col. Santa María de la Ribera).

Participarán en la presentación Pablo Ortiz Monasterio, Elena Poniatowska y Hermann Bellinghausen.

Habrá mensaje del Subcomandante Insurgente Marcos y música de Psique-son.

69 Miradas Contra Polifemo

El cíclope del Poder, el Polifemo neoliberal, nos impone la mirada de su único ojo. No sólo para que nos veamos como él nos ve, también para que lo veamos como él quiere que lo veamos. Y sobre todo, nos impone la mirada para ver al otro. 68 fotógrafos y anti fotógrafo (o sea yo) se rebelan contra la imagen que Polifemo impone sobre los indígenas zapatistas y, generosos, nos ofrecen otros ojos, los suyos, para mirar, para mirar su mirada, y para mirar su ser mirados por estos indígenas rebeldes que se hacen llamar "nadie", con la malicia de quien sabe que el mañana incluye muchas y distintas miradas (Subcomandante Insurgente Marcos).

Revista Rebeldía

23.11.03

REVISTA REBELDÍA
CAMPAÑA: 20 Y 10, EL FUEGO Y LA PALABRA


Presentación del documental El fuego la palabra

Es una película en video producida por la revista Rebeldía en la que se pretende narrar buena parte de la historia del zapatismo contemporáneo a partir de la propia voz y presencia de los pueblos zapatistas. La historia de la lucha de resistencia de estos pueblos y comunidades asoma en un sujeto colectivo que expresa su fuerza y sus inquietudes, pero también su determinación de resistir y proponer al mundo nuevas relaciones, más respetuosas y más humanas.
Para elaborar este documental se recopilaron muchísimos materiales de diferentes camarógrafos, reporteros, fotógrafos y cineastas. La mayor parte de estos materiales es inédito, y tiene un valor documental por registrar sucesos en directo al momento de ocurrir. El montaje de estos materiales es responsabilidad de Ana Bellinghausen, Alberto Cortés, Lucrecia Gutiérrez Maupomé, Jesús Ramírez Cuevas, Arturo Sampson y Ramón Vera Herrera. Duración: 77 minutos.

Presentación del Documental
24 de Noviembre, 19:00hrs.
Cineteca Nacional, Av. México-Coyoacán 389 (Prolongación Cuauhtémoc), Col. Xoco, México, D.F.
Estarán presentes para comentar el documental los cineastas Felipe Cazals y Jorge Fons, una reflexión escrita de Fernando León de Aranoa, “mientras duerme”. Se transmitirá un mensaje del Subcomandante Insurgente Marcos y participará Jesús Ramírez Cuevas por parte del equipo de montaje; modera Ramón Vera Herrera.

Este documental, en formato VHS (NTSC) estará a la venta desde el día 24 de noviembre en el lugar de su presentación, en los diferentes actos y mesas redondas de la Campaña 20 y 10, el fuego y la palabra, y en puntos de venta por determinar que publicaremos en su oportunidad.

Revista Rebeldía

21.11.03

Mesas campesinos y zapatismo
En el 93 aniversario de la Revolución Mexicana
¡Zapata vive!

Este 20 de noviembre, en el marco de la campaña EZLN: 20 y 10 El fuego y la palabra, a casi un siglo de la gesta del pueblo mexicano, campesinos de distintos estados se encontraron simultáneamente en 14 localidades para hacer honor a la revolución con el diálogo, el análisis y la denuncia como búsqueda de alternativas propias para combatir la prolongada crisis del agro nacional.

Nuevamente el zapatismo atravesó los muros impuestos por la sordera de la clase política logrando llegar a los corazones de la gente del color de la tierra reunida en las diversas mesas.

En mensaje videograbado del Comité Clandestino Revolucionario Indígena, transmitido a través del comandante Tacho, el EZLN hizo un llamado a todos los campesinos mexicanos, para que “hagamos hoy, lo que se mira imposible”: luchar organizados al lado de sindicatos y otros movimientos para que la tierra sea de quien la trabaje; luchemos, dijo “por tierra y libertad, por democracia y justicia para todos los mexicanos”.

En el comunicado el comandante describió la grave situación que atraviesa el campo mexicano, haciendo énfasis en que ésta es provocada por el mismo gobierno que obedece a los intereses de los grandes ricos extranjeros. Afirmó que no existe ya “una política económica nacional de Estado”, y que el neoliberalismo busca promover “a toda costa las privatizaciones”. El propósito de los ricos es “imponer otro modo de vida en el mundo globalizado”. Nos quieren muertos, miserables, humillados, su propósito es “desaparecernos”.

Ante esto, aseguró, “nos encontramos obligados a organizarnos” para defender el “único patrimonio de nuestra vida campesina… nuestras tierras ejidales y comunales”. “Los campesinos nos resistimos ante esta conquista porque sabemos sobrevivir”, continuó, “nadie ha podido destruirnos” pues “somos expertos en las producciones básicas que necesita nuestro pueblo y nadie nos podrá vencer”.

En Tlaxcala, más de tres mil campesinos, acompañados por las estudiantes de la Normal Rural de Panotla; maestros y maestras del Movimiento de Bases Magisteriales y por pobladores urbanos organizados en la Unión Popular Apizaquense Democrática Independiente (UPADI) se concentraron en la capital del estado para “caminar la palabra” y formar con ella una cadena, como dijo don Gonzalo León, integrante de la Unión de ex-Braceros Tlaxcaltecas y vecino de San Pablo Citlaltépetl. Acompañados también por la banda del compañero Pilotzin, de Tepatlaxco; por representantes campesinos de las comunidades de Huixquilucan y Xalatlaco, del estado de México; y por los comités del Frente Zapatista de Liberación Nacional de Tlaxcala, conmemoraron tanto el 20 de noviembre de 1910 como el 1 de enero de 1994, “para que no sean borrados de nuestras memorias”.

Los ex-braceros denunciaron que mientras los diputados tienen un sueldo diario de $3,317, los siguen engañando y tratan de dividir a su movimiento, ya que al elaborar el presupuesto de los gastos del gobierno para 2004 no están tomando en cuenta la devolución de los fondos de pensiones que el gobierno les sigue robando a los ex-braceros. “Si los gobiernos y los diputados fueran gente decente, no necesitarían tantos policías para que los cuidaran”, concluyeron. Por su parte, las mujeres campesinas del Consejo Nacional Urbano Campesino llamaron a sus compañeras a defender las tierras: “si Zapata dijo que la tierra es de quien la trabaja, entonces hay que tomar en cuenta a las mujeres, que no somos las jornaleras de los hombres; pero luego ellos no nos toman en cuenta cuando quieren vender la tierra y dejan a los hijos sin futuro”.

En San Luis Potosí, en el campamento "Cosme Damián", de las tierras recuperadas de la comunidad de López, El Pujal, los trabajos de la mesa “Campesinos y zapatismo” tuvieron una duración de dos días principiando con una cena-recepción de los participantes el 19. El aniversario de la Revolución se conmemoró el 20 con un desfile de los niños de la escuela primaria y la inauguración del nuevo poblado Camilo Cienfuegos. Comida, fiestón huapanguero y actos artísticos clausuraron el evento.

En el estado de México “al pie de los majestuosos volcanes que enmarcan una dualidad eterna, mujer y hombre, noche y día”, los asistentes a la mesa en Amecameca se reunieron con el propósito de “detener este intento por borrar la historia, rescatar nuestra cultura y de esa manera entender qué queremos y lo que estamos haciendo. Por eso debemos estar todos organizados y así dar un rotundo no al genocidio del país”. Así comenzaron las charlas en la mesa del kiosko de la plaza central de este poblado, donde sonó fuerte la palabra de la mujer a través de las compañeras atenquenses junto a la de trabajadores y campesinos de la localidad, quienes expresaron su preocupación por la intención clara del Estado de despojar a los campesinos de sus tierras, expropiándoselas para privatizarlas. Por Atenco, el comisario del ejido Acuexcomac pidió luchar por el patrimonio de nuestros hijos y nietos, organizarse y no vender la tierra por unos centavos porque, dijo, “prefiero tener un puño de tierra que un puño de billetes, por que el billete se acaba y la tierra permanece”.

En esta región de tradición zapatista, donde el campesinado ha sido fuertemente golpeado por los intereses privados y la corrupción de los políticos también se escuchó la voz de los herederos del maíz. Empleados, transportistas y maestros denunciaron la tala de los bosques y los problemas ecológicos derivados de la comercialización de la tierra.

En el estado de Morelos, en la plaza central de Popotlán, en una plática sobre el movimiento zapatista con los campesinos de la localidad, tomó la palabra Don Lorenzo, representante de la comunidad, y habló de la necesidad de cada pueblo de organizarse, como lo están haciendo los indígenas de Chiapas siguiendo el ejemplo de los zapatistas de 1910.

En Tenextepango, campesinos de la Unión de Ejidos del Oriente de Morelos General Emiliano Zapata hablaron de la defensa de sus tierras contra los intentos de despojo.

También hubo mesas campesinas en otras localidades como Jacalilla, Jacala, Hidalgo, donde participaron ejidatarios y comuneros de la huasteca y la sierra hidalguense. En Acapulco. Guerrero comuneros que defienden sus tierras contra el despojo ocasionado por el proyecto de la presa hidroeléctrica “La Parota” instalaron una mesa de trabajo. En Mérida, Yucatán se reunieron campesinos mayas de Sotuta. En el municipio de Guadalupe, Zacatecas, se congregaron rancheros y ejidatarios de las sierras quienes se ven obligados a emigrar porque sus productos no tienen precio. En Centla, Tabasco pequeños propietarios luchadores dialogaron sobre la remunicipalización de sus pueblos.
En la Plaza Pública de San Pablo Actipan, Puebla la Unión Campesina “Emiliano Zapata Vive”, celebró este 17 de noviembre el surgimiento del EZLN, junto a su tercer aniversario y su victoria en la defensa de sus tierras, contra el despojo que les pretendían imponer a través del Plan Milenio. Finalmente, en la plaza de la comunidad de San Bartolo, municipio de Apaseo el Alto, Guanajuato, participaron campesinos de la Unorca.

Revista Rebeldía

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Site Meter